miércoles, 14 de noviembre de 2007

Irene en 3D

Segunda película protagonizada por Irene M. M. En esta ocasión ha mantenido atentos a sus asombrados padres durante unos cuarenta y cinco minutos de sesión continua, mientras el experto medía cada parte de su pequeño cuerpo y nos enseñaba cada rinconcito de su ser (Irene, es posible que, cuando seas mayor, nos preguntes por qué te hicimos esto y quisimos desnudarte al público, por dentro y por fuera).

A sus 24 semanas recién cumplidas ya le encanta salir bien en las fotos. El pasado domingo, presioné suavemente el vientre de mi mujer e Irene respondió con una patadita (o un puñetazo, cualquiera sabe). Lo cierto es que repetí la operación varias veces y allí estaba ella, tan juguetona, golpeando con sus extremidades el punto donde su padre hundía ligeramente la piel. Qué emocionante la forma en que responde a los estímulos externos.

Esta mañana, en cambio, estaba más tranquilita. Movía las piernas y los brazos pero parecía querer posar para la sesión fotográfica. Se sometió completamente a la ecografía, acompañada de las técnicas más sofisticadas para configurar imágenes con aspecto tridimensional. Así que hemos podido verle la cara.



Irene tiene medidas de modelo (fetal, se entiende). Según el doctor Roca, cuyos servicios me han parecido muy precisos y profesionales, Irene mide unos 30 centímetros y pesa casi 600 gramos. Medio kilito largo de bebé, que seguirá creciendo y estirando la piel de su madre hasta el día del nacimiento. La fecha probable de parto sigue rozando principios de marzo.



Ahora soy yo el que opina que sí, que se parece a mí. Sólo hay que observar detenidamente los labios y el mentón.

5 comentarios:

Ternin dijo...

Tio, que se me cae la baba.

Tonio dijo...

Yo también me he dado cuenta que se parecia a tí, en eso que dices, en los morros.
A ver si cuando salga también tiene tu cerebrito.

Me alegro que vaya todo bien.

Besos a los 3

José Angel Muriel dijo...

¿A que sí, Ternin? Pues imagínate al padre... :D

Toñito, tendrá su propio cerebrito, combinación bien especiada de madre y padre. Lo que sí deseo es que sea lo suficientemente audaz y fuerte para afrontar lo que se le interponga en la vida. Siempre positiva, siempre adelante.

Cris dijo...

Enhorabuena!!
A mi los niños nunca se me parecen a nadie hasta que tienen al menos unos meses de vida. De seguro será una gran mujer!

Anónimo dijo...

Hola soy rosa. Irene es muy pero que muy bonita y tiene un nombre precioso

Muchos besos para toda la familia.

Me alegro muchisiiiiiiiimo por ti.

felicidades papá.