viernes, 11 de noviembre de 2016

¡Plop!


Soy todopoderoso. Casi omnisciente. Aun así, llevo eones sopesando un dilema. Puedo viajar en el tiempo con un solo pensamiento; lo sé porque lo siento en cada molécula de mi ser, al igual que siento la distancia entre un planeta y otro o las ansias por conocer más allá de lo que conozco. Pero nunca lo he hecho.

Hace mucho que me planteo viajar al pasado, para comprobar si se cumple el principio de causalidad y un pequeño cambio puede modificar toda la realidad o, por el contrario, un acto como este genera universos paralelos. Esto último me parece menos probable, porque se habría debido demostrar ya si alguien hubiera viajado en el tiempo y lo hubiera hecho, a no ser que yo sea el primero que se propone viajar al pasado o bien esté atrapado en una de esos universos alternativos y no pueda percatarme de los cambios que han generado otra realidad. 

La autoconsistencia del cosmos me preocupa más. Tengo claro que, por si prevalece la protección cronológica de los acontecimientos, no debo hacer absolutamente nada cuando me desplace a un tiempo anterior. 

Y ya está decidido. Voy a empezar con una prueba. Me moveré atrás tan solo unos segundos, algo insignificante... Tal vez me vea a mí mismo decidiendo todavía lo que ya he hecho. O todo sea una nube de vibraciones que no me permitan percibir mi existencia pasada ni futura. Allá voy.


miércoles, 12 de octubre de 2016

Cosas de críos... y padres

-¡Papá, papá!
-¿Qué quieres ahora, hijo? -pregunta el padre agotado, desde el sofá en el que intenta leer una revista.
-¡Cómprame la colonia de Spiderman!
-¿Tú quieres oler como Spiderman?
-¡Sí!
-¿Estás seguro?
-¡Sí!
-Pues anda, da unos cuantos saltos, echa una carrera y ya verás cómo hueles. ¡Igualito que Spiderman!

¡Chico, a ver si te lavas después de columpiarte!

En algún lugar del tiempo (XI Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas)

Entre el viernes 7 y el sábado 8 de octubre se celebró la cita anual para todos los que disfrutan con la fantasía en general y su representación literaria. Esta vez la organización ha centrado la atención en un subgénero que entusiasma a muchos aficionados: los viajes en el tiempo. Entre ellos, me incluyo. 

Toda lectura con esta temática que cae en mis manos es bienvenida y me ocurre igual con el cine y las series de televisión. Desde la magnífica novela La máquina del tiempo de H. G. Wells hasta las fabulosas Las puertas de Anubis de Tim Powers, El fin de la eternidad de Isaac Asimov y El mapa del tiempo de Félix J. Palma o incluso Rescate en el tiempo de Michael Cricthton (que nos recuerda lo difícil que es cambiarnos de época). En el cine, El efecto mariposa aprovechó perfectamente la capacidad visual del medio para transmitirnos unos viajes espaciotemporales muy singulares.En la televisión, series como Flash nos permiten analizar cómo podemos cambiar el pasado y producir realidades alternativas.

Volviendo al Encuentro, la mañana del sábado transcurrió con mucha fluidez, encadenando una actividad con otra. Como se suele decir, el tiempo se pasó volando. La conferencia inaugural y las dos mesas redondas que le siguieron nos hablaron del núcleo que daba título al XI Encuentro sin interrupción y tratándolo desde perspectivas diferentes.

Tras ser presentado por Mª Carmen Gómez, directora de la Biblioteca Pública Municipal Pedro Laín Entralgo de Dos Hermanas y cabeza del comité organizador de este evento, el guionista e historiador Javier Olivares, célebre por sus éxitos con las series Isabel, Víctor Ross y El Ministerio del Tiempo, nos introdujo en las dificultades de preparar episodios televisivos con tanta base histórica y con el único propósito de entretener al público. Bajo el título En algún lugar del tiempo, lema del Encuentro, su discurso destacó varios aspectos del trabajo que habían hecho en las diferentes producciones para ambientarlas.

Primero, Javier Olivares confrontó la Historia frente a la fabulación, entre los que debe sostenerse un equilibrio cuando se conjugan, teniendo sobre ambas la necesidad de narrar para compartirlas. Se relata para sumar y ser comunidad. A continuación, señaló la diferencia entre Historia e historia; la Historia nos ubica aunque seamos unos personajes desconocidos, mientras la historia de cada uno crece y avanza. Cualquier hecho que suceda es crucial para el desarrollo de los acontecimientos e influye en nuestras vidas, por lo que cambiar alguno podría suponer modificar la forma en que hemos madurado o progresado. Por otra parte, la Historia también depende de los que son anónimos, no solo de los individuos famosos cuyos nombres se mencionan en los libros de texto. Javier trató otros elementos interesantes como claves para elaborar relatos ambientados históricamente que le han permitido alcanzar el éxito con sus guiones.

En la mesa redonda Cronoviajes, moderada por Concha Perea, compartieron opiniones y puntos de vista el escritor Félix J. Palma, el guionista Javier Olivares y el Doctor en Física Enrique Solano, que hizo una intervención magistral con sus 8 reflexiones sobre los viajes en el tiempo. Es la primera vez que tenemos un científico en uno de estos encuentros, algo bastante difícil de conseguir, como él mismo nos explicó, aunque había asistido encantado y entusiasmado. Durante esta mesa redonda, hubo otras reflexiones dignas de ser anotadas. Según Enrique Solano, "el pasado nos interesa por lo que querríamos corregir y el futuro por lo que soñamos y no podemos imaginar" y, además, "es imposible que la ciencia ficción sea científicamente correcta". Por su parte, Olivares comentó que con "una vida no tenemos suficiente y necesitamos fabular y que nos cuenten". Félix J. Palma resaltó que "los viajes en el tiempo ofrecen una multitud de posibilidades dramáticas y ángulos nuevos para los temas de siempre".



Los planteamientos sobre viajes en el tiempo finalizaron con la mesa redonda Una pizca de ciencia ficción, moderada por nuestro querido colaborador habitual, Alfonso Merelo y compuesta por los escritores David B. Gil, Juan de Dios Garduño (autor que ha querido colaborar con nosotros desde el primer Encuentro en 2005) y nacho Iribarnegaray. Los ponentes se habían preparado a conciencia las ideas que querían comunicar y los espectadores no dejamos de memorizar y apuntar sus geniales pensamientos. Definieron bastante bien los elementos principales para un relato de viajes en el tiempo: 

  • El fondo de la ciencia ficción, que puede dedicarse a aventuras lúdicas, especulación o exploración de territorios nuevos.
  • La labor de documentación que requiere un viaje al pasado y la proyección adicional que necesita un viaje al futuro.
  • Las variantes posibles: hechos inmutables para la protección cronológica y la autoconsistencia del universo o bien universos paralelos y realidades alternativas por cada cambio eventual.
  • Los viajeros en el tiempo, casuales o profesionales.
  • La necesidad de contar una aventura, ambientada en tiempos ignotos.
  • La posibilidad de la historia contrafactual (¿y si hubiera ocurrido de otra forma?).

Después del almuerzo y un rato de café y charla, la tarde concluyó con una mesa redonda de editores que nos hablaron de cómo estaba el panorama de publicaciones del género en Sevilla. Participaron José Núñez (Carlinga Ediciones) y Pablo Campos (Triskel Ediciones) que se dedican a la publicación digital y Enrique Quintano y Jesús Moracho (Editorial Autores Premiados). El broche final fue puesto una vez más por la Asociación Nakama No Otaku, que nos habló de la generación del Manga de los 90.

domingo, 9 de octubre de 2016

Ocho reflexiones sobre el viaje en el tiempo, por Enrique Solano

Enrique Solano, doctor en física cuántica, investigador y profesor en la Universidad del País Vasco, nos sorprendió con sus reflexiones durante la mesa redonda de Cronoviajes que se celebró el sábado 8 de octubre en el XI Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas.

  1. Lo peor que te puede suceder en un viaje al futuro es llegar temprano.
  2. Si quieres complicarte la existencia, puedes viajar al pasado (por las consecuencias de tus actos según el principio de causalidad).
  3. Una agencia de viajes en el tiempo no es rentable (actualmente solo se puede acelerar el viaje al futuro fracciones de tiempo muy pequeñas).
  4. Lo que dicen los físicos en público lo desdicen en privado.
  5. La ciencia ficción intenta superar las limitaciones de la naturaleza.
  6. La ciencia intenta modelizar la realidad, el arte crear lo que no existe.
  7. Estamos construyendo el teatro cuántico de la física imposible.
  8. El tiempo existe cuando esperamos y no existe cuando somos felices (la física no puede describir la conciencia y percepción del paso del tiempo emocional y del presente).

Claves para elaborar relatos sobre pasajes de la Historia, según Javier Olivares

Estas son algunas de las claves para preparar relatos que versen sobre pasajes de la historia, aplicables en particular a la elaboración de las series de televisión IsabelEl Ministerio del Tiempo, según describió el guionista Javier Olivares el pasado sábado 8 de octubre durante su conferencia inaugural del XI Encuentro de Literatura Fantástica:
  1. Fabular para acercarse a la verdad.
  2. Contar la historia de los perdedores y de los que acompañan a los ganadores.
  3. Poner en valor el papel de la mujer.
  4. Trabajar por capas.
  5. Variar la estructura narrativa y el ritmo en cada episodio.
  6. Usar referencias pop.
  7. Huir de lo históricamente correcto.
  8. Viajar al pasado para analizar el presente.
  9. Incluir la emoción y el sentimiento de pérdida.
  10. Tener en cuenta el valor cultural de la ficción.


martes, 26 de enero de 2016

I wish you a wonderful life, Colin

Hace unos días, perdimos a David Bowie, el dandy más estrafalario e interesante de la música británica, cuyo talento me ha acompañado desde la adolescencia, y también al fabuloso actor Alan Rickman. Hoy, las lesiones de un accidente de tráfico se han llevado a Colin Vearncombe, más conocido por su alias artístico, Black. Su canción más célebre, Wonderful life, suena a menudo en distintas emisoras, cuando escuchas la radio. Eso le hará inolvidable.


Hace tiempo que no le sigo la pista. Todas las canciones de sus dos discos más famosos eran auténticas maravillas. Por aquellos años, me aprendía las letras, lo que me ayudaba a practicar el inglés. Luego publicó varios discos más, distanciados en el tiempo, pero nunca dejó de actuar en directo para sus seguidores. Ahora pienso que, de haber tenido la oportunidad, me habría gustado asistir a uno de sus conciertos. Gracias a las tecnologías, es fácil ver uno de ellos, subido a Youtube, y hacerse a la idea de que estás ahí, entre el público.


Me despido de Colin con unas líneas una de mis canciones favoritas, el tema que más me gusta entre todos los que compuso, I can laugh about it now (Comedy).
I can laugh about it now,but couldn't thenyou made me ache,so I went for a runin the driving rainthrough your neighbourhood streetsand then there you were,a shilouette in the wet night air.Me in my pumps inthe pouring rain ina kind of despairupon finding you there,couldn't whisper your name.So, I can laugh about it nowby your sideOh I can laugh about it nowby your sideOh, sha la la la,we're all in trouble,is there room in the skyfor all of us angels hereon earth?

sábado, 2 de enero de 2016

La biblioteca: Recuento de libros leídos en 2015

Además de presentar la relación de libros que he leído durante el año 2015, los he clasificado para dar mi impresión general de los mismos. Para ello utilizo la siguiente notación:

Imprescindible, inolvidable, de mis favoritos = *****
Excelente, recomendable = ****
Me ha gustado = ***
Me quedé como estaba = **
No me ha gustado nada = *

1 ) La carretera, de Cormac McCarthy *****
2 ) El cálculo de Dios, de Robert J. Sawyer *****
3 ) Emily the Strange, los días perdidos, de Rob Reger y Jessica Gruner *
4 ) Paco Sanz, una vida de sueños, una vida de lucha, de Miguel Abad ***
5) La isla de los 5 faros, de Ferrán Ramón-Cortés ****
6) National Geographic: El Universo, ****
7) Recuerdos al viento, de José María Gómez Sánchez ***
8) Tempus, de Nerea Riesco ****
9) National Geographic: Einstein, la Teoría de la Relatividad, de David Blanco Laserna ****
10) National Geographic: Schrödinger, las paradojas cuánticas, de David Blanco Laserna *****
10) National Geographic: Marie Curie, la radiactividad y los elementos, de Adela Muñoz Páez ****
11) Día cero, de David Baldacci **
12) La sombra del águila, de Arturo Pérez-Reverte ***
13) Star Wars: Cómo se hizo Episodio I, de Laurent Bouzereau y Jody Duncan ***

lunes, 5 de octubre de 2015

Celebramos un X aniversario Fantástico


Este año hemos alcanzado la décima edición de los Encuentros de Literatura Fantástica de Dos Hermanas, que se desarrolló los días 3 y 4 de octubre, y quisimos celebrarlo invitando a nuestro primer ponente de habla inglesa. Por eso, la conferencia inaugural recayó en Ian Watson, británico afincado en Gijón al que todos conocemos sobre todo por su guión de la película Inteligencia Artificial, dirigida por Steven Spielberg. Su charla en inglés fue fácil de entender, mucho más gracias a Cristina Macías, que le hacía de traductora simultánea.

Con el título de Di amigo y entra, que también era el lema del evento, Watson hizo partícipe al público de los motivos por los que, desde pequeño, se interesó por la literatura fantástica. La frase Fiction is my future!, que exclamó a mitad de su discurso, definió perfectamente su vida. Su infancia y adolescencia no fueron especiales, pero pronto pudo conocer la ciencia ficción, por los libros del género y los cómics de los cincuenta y sesenta. El libro Come in, come in, escrito por su prima para contar la historia de la familia de forma novelada, fue su primer contacto con la ficción. Más tarde, él mismo empezaría a escribir artículos y relatos.


Watson hizo varias reflexiones interesantes que quiero recalcar:
  • Te haces escritor por el deseo de expresar tu percepción del mundo, no por publicar.
  • Actualmente, apenas hay editoriales que dediquen tiempo a guiar y asesorar al escritor.
  • La ciencia ficción actual debe basarse en tomar un aspecto de la vanguardia científica y retorcerlo.
  • Por su extensión, un relato se puede perfeccionar. Sin embargo, una novela se abandona. Nunca es suficientemente perfecta.
A continuación, siguió la mesa redonda Mundos imaginarios, con los escritores Luis Manuel Ruiz, Juan Cuadra y María Zaragoza, moderados por Concha Perea. Fue un debate interesante sobre la forma de componer universos literarios, llenos de aspectos fantásticos. Cito algunas frases, más o menos literalmente, anteponiendo el nombre de quien la pronunció, que describen las reflexiones hechas por cada ponente:
  • María Zaragoza: La fantasía forma parte de nuestra vida cotidiana, en los sueños nocturnos y en los planes de futuro. Es imposible no introducir algún elemento fantástico cuando escribes. Pero el entorno académico en el que te educas, te engaña; como ejemplo, la novela Niebla, de Miguel de Unamuno, un supuesto escritor realista. Para concebir un mundo imaginario, tomas como asidero algún modelo ya existente. Todo lo que no aporta nada a la historia, debe suprimirse.
  • Juan Cuadra: La capacidad de maravillar al escribir despierta emociones, todo puede suceder. Si podemos, debemos crear mundos imaginarios. El contacto con los niños reaviva estas sensaciones. La creación de un mundo imaginario se hace paulatinamente, escalando el trabajo conforme escribes, configurándolo por capas. Por tanto, hay que tomárselo con calma. Además, un mundo imaginario debe tener reglas que le den sentido y lo hagan coherente.
  • Luis Manuel Ruiz: La literatura, por definición, es fantástica. El realismo se incorporó hace poco, en el siglo XIX, con el retrato de la época, el costumbrismo y el análisis social. Pero el mundo real se está rehaciendo constantemente. Independientemente del universo en el que gira la historia, la trama, sus giros y los personajes deben ser lo más interesante. La primera pregunta que debe hacerse el escritor es para qué quiere crear un mundo imaginario.

Al término de la charla, saqué mis propias conclusiones:
  • El escritor tiene más o menos claro el universo sobre el que desarrollar la historia. Pero debe confiar en la imaginación del lector, al contrario que puede ocurrir con los tebeos o videojuegos; no se da todo hecho al lector, que es el auténtico protagonista al hacer la historia suya e imaginar lo que le describe el escritor. Es difícil transmitir esto a nuevos lectores, los más jóvenes, pero es la clave y el nexo de unión entre quien escribe una historia y quien la lee.
  • El éxito de un libro realista depende de que la historia que narra sea realmente buena. Un libro con elementos fantásticos cuenta con un atractivo añadido que lo puede salvar aunque la historia no sea excelente.
  • Lo peor que le puede pasar a un escritor es que se le conozca antes de haberle leído. Posiblemente, su personalidad prevalezca y le arrebate lectores.
La mesa redonda Al ataque, traductores, a cargo de los escritores y traductores Rafael Marín, Marian Womack y Cristina Macías, y moderada por Ernesto Fernández, resultó tan interesante que me mantuvo completamente atento y olvidé tomar notas. Nos introdujo de lleno en una profesión muy difícil y muy vocacional, con momentos buenos y malos.


Después del rato dedicado a la comida, la sala estuvo muy concurrida con la actividad Conoce el manga y el anime. Los seguidores del manga y el anime no se lo pensaron dos veces para asistir al taller impartido por la asociación Nakama No Otaku. Diego Losada, Alejandro Martínez y Borja Martínez hicieron una exposición muy completa y bien organizada que atrajo nuestra atención desde el principio hasta el final, conociéramos mucho o poco del tema. Aunque actué como moderador, mis intervenciones fueron escasas, solo para presentarles y formularles algunas dudas.


La tarde del sábado concluyó con la mesa redonda Érase una vez un cuento, en la que el contador de cuentos Diego Magdaleno, el profesor Raúl Sánchez-Alarcos, que repetía su colaboración, y el escritor Manuel Moyano. Nos hablaron sobre los cuentos maravillosos, que pudieron ser el germen de la literatura fantástica y proceden de la narración oral, por lo que no hay un cuento auténtico, sino una interpretación y una publicación más o menos antigua, que lo relata según la realidad sociohistórica de cada época. Los cuentos reflejan nuestras inquietudes y tal vez camuflen miedos reales. También mencionaron los cuentos de costumbres y los cuentos contemporáneos, como semilla posible de los futuros cuentos fantásticos. 

La jornada estuvo llena de conversaciones con mis amigos Santiago García-Clairac, un visitante asiduo a estos eventos, y Rafa Marín, al que hacía tiempo que no veía. No dio tiempo a intentar charlar con Ian Watson, Marian Womack u otros invitados. Y eché de menos a los que casi no se pierdan una edición, como Alfonso Merelo. Pero fue un día magnífico e inolvidable que me dio mucho que pensar.

No puedo contaros nada del domingo, en el que se ampliaron las presentaciones de libros y firmas por parte de los autores, ya que no pude asistir.  

jueves, 9 de abril de 2015

Las claves de la comunicación

La comunicación es un factor más a tener en cuenta en la literatura, así como en muchas otras facetas, tanto profesionales como personales. Hay que saber comunicar, ya sea cuando hablamos con otras personas de cualquier tema como cuando queremos exponer un asunto en el trabajo o escribir un relato.


En La isla de los 5 faros, Ferrán Ramón-Cortés hace un recorrido por las claves de la comunicación a través de una visita a los faros más importantes de Menorca y formula una teoría con un único objetivo: "mejorar la comunicación y hacerla más memorable, persuasiva y convincente". Las tres primeras claves hacen referencia a la construcción y planificación del mensaje que queremos transmitir:
  • La base de la comunicación debe ser transmitir una idea concreta, que al mismo tiempo sea nueva e interesante.
  • Hay que encontrar la manera de hacer llegar la idea a la gente, usando la creatividad, para que se les grabe en la memoria.
  • Debe escogerse y usarse un lenguaje que conecte al comunicador con los demás. Influyen tanto el vocabulario, como la construcción de las frases, los ejemplos, el ritmo, el tono y la duración. 
"Las otras dos claves tratan sobre el acto de comunicar en sí mismo, es decir, sobre su escenificación":
  • El mensaje que vale es el que capta la gente. Hay que comunicarlo prestando atención a sus reacciones y adaptando la forma de hacerlo.
  • Hay que mostrarse entusiasta y convencido e invitar en lugar de intentar persuadir. 
Y todo ello, tratando de provocar emociones, porque es más fácil recordar las cosas que, además de entenderlas, las sentimos.


miércoles, 8 de abril de 2015

El organismo terrestre más grande del mundo

En las Blue Mountais de Oregón, en el noroeste de Estados Unidos, existe una alfombra, con un grosor unicelular y 965 hectáreas de extensión, de micelio de la especie de hongos Armillaria Ostoyae, también conocida como Seta de la Miel. 

Dicha alfombra perdura desde hace más de 2200 años y se considera el organismo terrestre más grande que existe. Las hifas que componen el micelio constituyen una enmarañada red que se extiende sobre y bajo la superficie.


Extracto de National Geographic, abril de 2015.

lunes, 23 de febrero de 2015

¡Nos han invadido!

Cuando vi esta imagen, pensé que era la portada perfecta para una novela de ciencia ficción sobre alienígenas y criaturas extraterrestres.


Nada más lejos de la realidad. Esta ilustración es una micrografía electrónica coloreada de un tardígrado (en concreto, un ejemplar de la especie Paramacrobiotus craterlaki). Se trata de un invertebrado diminuto (miden menos de 1,2 milímetros) capaz de resistir las condiciones más extremas. Lo he descubierto en National Geographic, pero podéis encontrar más información en internet, como, por ejemplo, este artículo sobre sus singulares características.

viernes, 6 de febrero de 2015

Carta para nuestra niña: Los fantásticos 7 años de Irene


Hoy es un día importante, mi niña, y tus padres quieren escribirte una carta llena de sentimiento y mucho amor. 

Hace justo siete años quisiste adelantar tu llegada a este mundo para sorpresa de los que con tanta ilusión te esperábamos. Fue una fecha señalada por muchas circunstancias: Miércoles de ceniza (el más temprano que se puede dar en el calendario), último día del año según calendario chino, 6ª semana del año, 6º día del mes y además naciste aproximadamente sobre las 6:00 de la tarde.

Fuiste el mejor regalo de cumpleaños que pudiera imaginar tu madre ya que dos días después celebraba contigo su trigésimo tercer aniversario.

Tu nacimiento fue por cesárea, pues te empeñaste en situar tu cabecita cerca del  corazón de mamá y por eso no fue posible que vinieses de forma natural. Aun así, tus llantos consiguieron despertar a tu mamá de la anestesia y pudo vivir con intensa emoción el momento en que llegaste a este mundo. 

Estabas asustada y muy nerviosa. El equipo médico, al ver que tu mamá estaba despierta, colocó tu pequeña cabecita junto a la suya e instintivamente mamá empezó a canturrear la canción que tantas veces te había cantado mientras estabas en su vientre. Para sorpresa de todos los presentes dejaste de llorar de manera inmediata. Las dos estabais felices. Eso sí, en cuanto te sacaron del quirófano y te separaron de mamá rompiste a llorar de nuevo, hasta que tu padre, que te esperaba emocionado y nervioso, cogía a su mayor tesoro en brazos. 

El que fueses prematura no facilitó precisamente tu crianza los dos primeros años, pero, aunque no faltaron malos momentos y de gran preocupación por tu salud, fueron años de mucha felicidad y dedicación a tu persona, a nuestra niña, a nuestra preciosa y feliz bailarina.

Según dicen, cuando se cumple siete años se adquiere ya el suficiente sentido común para forjar tu propia personalidad, empiezas a tomar tus propias decisiones, a recopilar tus propios recuerdos, a tomar conciencia de lo que se debe hacer y sentir... Pero creemos que tú ya naciste con un increíble sentido común y una madurez muy por encima de lo que te correspondía a tu corta edad.

Irene, eres alegre, divertida, cariñosa, muy buena hija, hermana, nieta, sobrina y prima. Siempre rodeada de amigas y gente que te quiere. Religiosa y siempre dispuesta a ayudar a tus compañeros, especialmente a quien tú consideras que lo necesitan más. Y no es que lo digamos tus padres, sino que es lo que nos han trasmitido siempre las profesoras de cuya guía has disfrutado hasta ahora.

Como tú dices, lo que mejor se te da es bailar, pero lo que no sabes es que tú solita estás consiguiendo que tus padres, tu hermano, tu familia y Manolo estén disfrutando de esta vida como si de un hermoso baile se tratara gracias a tu compañía.

Te queremos Irene, te necesitamos. No te quepa duda de que cometerás errores, que los cometeremos tus padres, como venimos cometiendo casi a diario, pero siempre estaremos a tu lado. Seguiremos volcándonos en ayudarte a que sigas siendo una buena persona. A cultivar tu amor y dedicación por tus aficiones: al baile, a la lectura y escritura, a tus juegos preferidos, etc.

Queda tanto por hacer y ofrecerte...Ten paciencia con nosotros mi amor. No siempre somos los padres modélicos pero sabes que nos esforzamos y seguiremos haciéndolo por ofreceros a ti y a tu hermano todo lo mejor que nos permitan nuestras posibilidades.

Sigue mirándonos con esa admiración y cariño como haces a diario. Ni te imaginas lo que significa para nosotros...


TE QUEREMOS

Mamá y papá

viernes, 2 de enero de 2015

La biblioteca: Recuento de libros leídos en 2014

Además de presentar la relación de libros que he leído durante el año 2014, los he clasificado para dar mi impresión general de los mismos. Para ello utilizo la siguiente notación:


Muy recomendable, imprescindible = *****
Excelente, recomendable = ****
Me ha gustado = ***
Me quedé como estaba = **
No me ha gustado nada = *

1 ) Cómo se hizo El Señor de los Anillos, de Brian Sibley ***
2 ) Panteón, de Carlos Sisí ****
3) El maestro de esgrima, de Arturo Pérez-Reverte *****
4) Mary Poppins, de P. L. Travers ****
5) Historias de los siglos futuros, de Jack London ****
6) Mío Sidi, de Ricard Ibáñez ****
7) Vuelve Mary Poppins, de P. L. Travers ***
8) El principio de incertidumbre de Heisenberg, de Jesús Navarro Faus ****
9) Antes de Adán, de Jack London *
10) Sindbad en el País del Sueño, de Juan Miguel Aguilera ****
11) El licor de las bellotas, de José Antonio Padilla ***

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Felices fiestas

Navidad, otra vez Navidad. 

Época de frío, de nieve (donde la haya), de Papa Noel, Santa Claus o San Nicolás, de copiosas comidas, de encuentros familiares, de reencuentros con amigos, de regalos, de búsqueda de regalos, de emociones, de vacaciones, de soledad en la oficina porque todos libran algún día menos tú que los gastaste en verano, de sobreexcitación infantial (nuestros hijos, ay, nuestros hijos, que ni duermen estos días), de cariño, de armonía, de villancicos, de charla, de recuerdos, de nostalgia por los seres queridos que ya no están, de felicidad por hablar con los que están, de redescubrir la sorpresa y el entusiasmo en la cara tan expresiva de tus pequeños, de portales de Belén, de árboles decorados, de Reyes Magos, de oración, de alegría porque hemos sobrevivido a la crisis y, afortunados nosotros, todos tenemos trabajo, de reflexión por los que no lo tienen o por los que dependen de la caridad de los demás, o por los que en estas fechas desaparecieron engullidos por un tsunami o por un terremoto o por un atentado, de recuperación, de indignación porque se siguen encontrando casos de corrupción y apropiación o mal uso de bienes comunes, de coche nuevo porque el viejo no dio para más... 



Cuántas cosas, cuántos sentimientos y qué distintos se experimentan de la mano de los niños, de tus hijos pequeños, que no paran de crecer y, por el camino, provocan tus risas y tus llantos.

Os deseo a todos que vuestros días sean siempre una celebración, a pesar de que a veces solo haya desesperación, angustia o tristeza. Deseo que estos días podáis pensar un momento y veáis que, después de todo, sois más o menos felices. Espero que empecéis bien el año que llega en unas horas y lo cojáis con ganas y con energía, para aprovecharlo y disfrutarlo al máximo. Y os pido que lo viváis con humildad, con civismo, con sentido común, para que el hormiguero que formamos funcione cada vez mejor y en él brille nuestra humanidad continuamente y hagamos un mundo mejor de verdad.

Y muchos libros, os deseo muchos libros.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Taller infantil de literatura en Cocorota


Cocorota es otro de esos lugares acogedores a los que estás deseando volver cuando los visitas. Tengo la suerte de tenerlo justo debajo de casa, desde que hace unos meses se sumó a la fórmula de locales que combinan la esencia de una librería y una juguetería para centrarse completamente en el público infantil. Al mismo tiempo, a lo largo del mes convocan todo tipo de actividades para que los niños participen y disfruten, como, por ejemplo, cuentacuentos.

El sábado 15 de noviembre por la mañana tocó desarrollar un taller de literatura y lo pasé muy, pero que muy bien, convirtiéndome una vez más en profesor por un rato. 



Volví a explicar lo que es un libro y un libro-juego y jugamos a componer entre todos una historia dentro de la hiperficción explorativa. Pero Laura, la misma librera, lo explica mucho mejor en este artículo de su blog.

Gracias por contar conmigo y poder compartir tan buenos momentos con los niños, a los que tenemos tanto que enseñar. 


domingo, 5 de octubre de 2014

Y ya van nueve


El 4 y el 5 de octubre se ha celebrado el IX Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas. Un año más, ha reunido a buen número de seguidores de estas jornadas. No tengo aún cifras exactas, pero estimo que en torno a 100 personas, además de los organizadores y los invitados, asistieron el sábado a las actividades programadas. Mi impresión personal es que el nivel alcanzado en todas ellas ha sido bastante alto y espero que el público, que participó activamente, como siempre, tenga la misma sensación. 


Los dos días del evento, desde las 10:00 del sábado hasta las 13:30 del domingo, se han desarrollado en el Centro Cultural La Almona, por primera vez, un aspecto que también ha contribuido a concentrar la atención y el interés de los asistentes. El humor, puesto por los autores invitados en sus intervenciones, fue un ingrediente difícil de valorar pero imprescindible para integrar y animar a todos los presentes. 

El Encuentro comenzó de la forma habitual, con la inauguración por parte de Mª Carmen Gómez, Directora de la Biblioteca Pública "Laín Entralgo" de Dos Hermanas y el discurso de un escritor de renombre. En esta ocasión, fue el genial Manel Loureiro quien hizo un hueco en su apretada agenda para regresar a Dos Hermanas (ya estuvo con nosotros cuatro años antes) y hablarnos de la literatura fantástica aprovechando el lema de esta edición: "Ver para leer". Manel, con barba, el pelo más corto y ropa informal, es muy distinto del tipo que nos visitó la otra vez y vino a debatir sobre zombis y vampiros; ahora vende sus novelas en un montón de países.
 
Manel Loureiro y Mª Carmen Gómez inauguran el IX Encuentro

Destaco a continuación las observaciones de este discurso que me parecieron más relevantes:
  • Cada vez es más complicado hablar de una obra de género. Los géneros se están fundiendo, mezclando. No obstante, la fantasía tiene marca propia y nos suele transportar al rincón de la infancia que aún guardamos dentro de nosotros. Además, se está tomando más en serio y el cambio generacional le ha favorecido.
  •  ¿Cuántas historias se pueden contar? Manel nos recordó la Teoría de Gozzi y las 36 situaciones dramáticas (véase Taller: La Teoría de Gozzi y las 36 situaciones dramáticas (I) y Taller: La Teoría de Gozzi y las 36 situaciones dramáticas (II)). Entre otros ejemplos, puso el de la película E.T., que cuenta una historia similar a la de Jesucristo en los Evangelios, y el camino del héroe seguido en La Guerra de las Galaxias, El Señor de los Anillos y Harry Potter. Cambian los detalles y el entorno, pero nos cuentan lo mismo.La literatura fantástica está afectada por el síndrome de Campbell, porque todas las historias tienden a repetir el camino del héroe.
  • Escribir es magia: se construye un universo que no existe, se da vida a personajes, se puede conseguir que el lector se sumerja dentro de la historia y sea su única realidad mientras lee. La etapa de documentación, que puede ser muy divertida, ayuda a arrancar la historia.
  • La fantasía rompe las reglas y eso es lo que más atrae al lector. Además, da pie a que los lectores se conviertan en seguidores de un personaje, de un título o de una colección y generen sus propias aventuras en torno a los mismos.

En la mesa redonda sobre premios literarios que siguió a continuación, compartieron mesa Fernando Martínez López, Francisco José Segovia Ramos y Maribel Romero Soler, como escritores, como participantes de concursos literarios y como miembros del jurado de algún certamen. Fue una charla interesantísima y reveladora, muy ilustrativa, por las experiencias personales que contaron, y de las más sinceras y comprometidas que se ha visto hasta la fecha. Los ponentes fueron abrumadoramente francos, lo que se les agradece de verdad.

En conjunto, terminaron dando las siguientes recomendaciones para presentarse a un certamen literario:
  1. La ortografía y la sintaxis de la obra presentada debe ser impecable.
  2. El argumento tiene que ser interesante. Siempre ayuda que el principio sea impactante y enganche al lector y que el final resulte inesperado, pero no forzado.
  3. El relato ha de ser emotivo, ha de remover al lector por dentro de alguna manera y dejarle huella.
  4. La dedicación y el esfuerzo son fundamentales para obtener un trabajo bien hecho. 
  5. Hay que meterse en los personajes, ponerse en su papel y escribir con sentimiento para que el relato sea creíble.
  6. Se debe leer mucho y escribir tanto o más.
  7. La pulcritud y el formato en la presentación de la obra deben cuidarse también.
  8. Se tienen que cumplir escrupulosamente las bases del concurso.
  9. Es conveniente registrar la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual, lo que refuerza la presunción de autoría si se presenta algún problema.
  10. Nunca hay que desistir ni darse por vencido.

A las 13:00 hubo otra mesa redonda con el título Literatura fantástica e imagen. ¿Binomio perfecto?, de la que formaron parte Paco Mulero, Pedro Román y el profesor Raúl Fernández de la U.P.O, moderados por Ernesto Fernández. Aprendimos mucho de lo que nos dijeron los tres, pero Raúl se extendió en una de sus intervenciones, maravillándonos con un discurso más que didáctico, del que señalo algunas ideas, matizadas por Paco y Pedro:
  • La primera vez que se percibe la imagen, cierra el significado del concepto que representa. Por eso, aún hoy trascienden interpretaciones visuales de algunos libros, como las de Gustavo Doré sobre el Quijote. 
  • El momento de la recepción es condicionante. No es lo mismo leer un libro sin saber nada de él que haberlo visto previamente en alguna adaptación gráfica (películas, tebeos, fotografías, ilustraciones).
  • El artista o ilustrador es un lector más que ofrece su propia interpretación de la obra mediante la imagen.
  • La música también es fundamental, porque ayuda a recordar e interpretar el relato audiovisual.
Pedro Román, José Raúl Fernádez, Pacol Mulero y Ernesto Fernández

Después del almuerzo, normalmente sigue la sobremesa y la siesta. Por eso la actividad de las 17:00 suele tener un punto de complejidad añadida. Tanto los ponentes como el público tienen el estómago lleno y hay que conseguir algo ameno y activo. El debate ¿Libro o peli? que me tocó moderar resultó, por una parte, como una continuación de algunos temas planteados en la mesa anterior y, por otro lado, como una exposición de todo lo que saben los dos invitados: un magnífico escritor de literatura fantástica como Juan Miguel Aguilera, que también es ilustrador y diseñador y participó en el rodaje de una película de Hollywood, y un experto en la materia como Alfonso Merelo, que ya es miembro honorario de estos Encuentros y nunca nos falla, dando de sí todo lo que puede. 

 
Alfonso Merelo y Juanmi Aguilera

Partíamos de la premisa de que el libro y el cine o las series son formas de expresión diferentes, pero era nuestro deber esa tarde compararlas y hablar de buenas y malas adaptaciones, de las influencias entre la literatura y el cine, de la evolución de la forma de expresarse de los escritores, con ritmos cada vez más cinematográficos, etc. Tanto Alfonso como Juanmi supieron poner ejemplos muy claros, que conocían bien, de estas diferentes circunstancias y lograron que el público entrara en el debate desde el principio.

Para terminar el sábado, se sentaron a la mesa los escritores Nerea Riesco, Victoria Álvarez y Antonio Martín, moderados por la también escritora Concha Perea. Nos hablaron de las nuevas tendencias en la literatura fantástica e hicieron aportaciones importantes con sus opiniones y experiencias. Se insistió en que las historias de fantasía llegan directamente al niño que llevamos dentro y genera una fidelidad del lector con un autor o una historia. Llegamos a la conclusión de que hay modas y tendencias, según lo que tenga tirón entre los lectores en cada momento; además, la literatura es un arte y, como tal, las tendencias se repiten con el tiempo.
 
Antonio Martín, Nerea Riesco, Victoria Álvarez y Concha Perea

Disfrutamos mucho. Solo queda decir: hasta el año que viene.

Reseñas:
ABC
Web oficial del escritor Javier Pellicer
Factoría de Autores
Blog del escritor Paco Segovia

martes, 20 de mayo de 2014

Reflexiones de un ser mundano: De viaje, entre nostalgias y sucesos

Ayer volví a sentir esa temible nostalgia que siempre sobreviene cuando me alejo de mi familia y sé que voy a pasar unos días apartado de ellos. Cómo los echo de menos y añoro los felices momentos del fin de semana. Solo será hasta el jueves, probablemente, pero dependo tanto de poder verlos, de su contacto y su cariño…

Conducía solo por la autopista A6 portuguesa, en dirección a Lisboa, desde Badajoz, e iba escuchando música para distraerme, mientras mi mente maquinaba la solución a alguna tarea pendiente, lo que me mantenía lo suficientemente ocupado para no pensar constantemente en las caritas de mis hijos y en la sonrisa de mi mujer. Estaba atardeciendo y el sol se escondía parcialmente entre las nubes que avecinaban la lluvia que llegó más tarde.

Entonces, ocurrieron dos cosas que me llamaron poderosamente la atención. Primero, un delgado rayo de sol se filtró entre las nubes y fue a posarse durante un minuto aproximadamente sobre el capó de mi coche.


Esto no era extraño de por sí y es algo que sucede a menudo. Pero lo que me sorprendió es que el rayo de luz parecía curvarse como el hilo de una telaraña adherida al auto. Por un momento fue como si el cielo hubiera sacado la caña de pescar e intentara atraparme con su sedal enganchado al vehículo. Supongo que fue un efecto óptico o la refracción en el cristal del parabrisas. Pero su duración me permitió maravillarme y preguntarme si no había algo de magia en aquel pequeño fenómeno natural.

Al cabo de unos minutos, mientras aguardaba con ilusión que aquello se repitiera (no volvió a pasar, pese a que las circunstancias atmosféricas no habían cambiado, y los siguientes rayos de sol se posaron en perfecta y rigurosa rectitud), observé cómo dos pequeños animales se paseaban por el carril izquierdo de mi lado de la autopista. Pasé a su lado a toda velocidad (la velocidad permitida, ojo), pero tuve tiempo de apreciar que se trataba de dos perdices que ni se inmutaron a mi paso y seguían caminando tranquilamente como si estuvieran en medio de un herbazal. La verdad es que no había mucho tráfico, pero quedé asombrado de que los dos pájaros continuaran a su aire, expuestos a que los atropellaran.


Ya no tengo nada más que contar, salvo que el resto del viaje transcurrió con monotonía y normalidad, pues los pueblos amurallados y con fortalezas que bordean la autopista, como Evoramonte, Estremoz o Montemor-o-Novo, ya habían quedado atrás. Al cabo de unos tres cuartos de hora alcancé mi destino y me metí en el hotel. Justo entonces se precipitó un fuerte chaparrón que ya se había apagado cuando volví a salir para buscar mi cena en el restaurante de El chico de Porto. Entonces volvió un poco la melancolía, porque hacía un mes que había estado allí con mi mujer y mis niños y nos habíamos divertido mucho, comiendo pescado de calidad. Al menos, había podido hablar con ellos e incluso verlos a través de Skype (para eso está la tecnología).

sábado, 5 de abril de 2014

Taller infantil en ParesoNones

Paresonones es una encantadora juguetería junto a los Juzgados de Sevilla, en el Prado, que tiene un poco de todo (juegos de mesa, juegos de construcción, muñecos, casas de muñecas, libros, material escolar, etc.) y donde todo tiene un fin didáctico. Creo que es una de las máximas del establecimiento.

Además, todos los meses tienen un programa de actividades orientadas a los niños en el que participan especialistas de distintas disciplinas, como la pintura, la música, los idiomas y otras materias para impartir talleres entretenidos y educativos. 

Hace unos meses, vi que en su programa promocionaban la colección Tú decides la aventura de Editorial Hidra y les comenté que yo era autor de dos de los títulos. De ahí surgió la idea y la oportunidad de desarrollar un taller literario infantil, que es lo que hicimos ayer con un grupo de pequeños lectores. 


El objetivo era explicarles en qué consistía un libro-juego, como los de Tú decides la aventura. Para llegar a ese punto, quise introducirles en la literatura en general, hablándoles de cuando no había libros y las historias se contaban oralmente, se pintaban en las paredes, se grababan en las piedras, se inscribían con un punzón en tablas de arcilla, se tallaban como jeroglíficos en paredes y monumentos, se escribían en rollos de papiro o las cantaban los trovadores medievales. También intentamos definir entre todos lo que es un libro y para qué sirve. Y no podíamos dejar de recordar cómo se cuentan hoy en día las historias: en la tele, en el cine, en la radio, en los videojuegos y en internet.  

Lo más interesante fue ver las caras que ponían cuando les enseñé las partes principales de un libro (principio, desarrollo y fin) y cómo cobran un sentido diferente en la hiperficción explorativa (les encantó apuntar en sus papeles estas palabrejas tan raras), es decir, en los librojuegos.


Al final, leímos como ejemplo un pequeño relato que había preparado y, a modo de juego, construimos entre todos una pequeña historia usando la misma técnica que en los librojuegos. Fue muy divertido y todos lo pasamos muy bien. Tanto es así que mas de uno quiso leer uno de mis libros y no les importaría repetir la experiencia.

Desde aquí, agradezco a las chicas de ParesoNones que me ofrecieran este espacio para recrearme con los niños y todo el entusiasmo con el que se toman su proyecto, tan personal y tan grande. 

domingo, 5 de enero de 2014

Reflexiones de un ser mundano: Así deberíamos trabajar

Estoy leyendo Cómo se hizo El Señor de los Anillos, crónica de Brian Sibley sobre la realización de una de las trilogías más célebres de la historia del cine. Aunque no soy aficionado a la obra de Tolkien ni la adaptación de Peter Jackson a la pantalla, vi las películas y resulta interesante leer las curiosidades que se cuentan en este libro. 

Leyendo el capítulo 4, Un mundo en miniatura, me encontré con el siguiente párrafo, que me hizo recapacitar por su evidente aplicación a cualquier ámbito laboral. Se trata de una reflexión de Richard Taylor, director de Weta Workshop, una de las empresas que hizo posible los magníficos efectos de la serie. Añado entre corchetes breves aclaraciones para facilitar la comprensión de la cita.

"Acabamos de tener una reunión con Peter [Jackson] -me cuenta [Richard Taylor]-, y parece que quiere que Grond [el enorme ariete que el ejército orco utiliza para atacar las puertas de Minas Tirith] tenga los ojos brillantes y abra la boca. El problema es -ríe Richard- que nuestro modelo no hace ni una cosa ni otra. De todas formas, hemos abierto unos agujeros en la cabeza, los hemos llenado de plomo y papel de aluminio, hemos puesto unas bombillas (habrá que tender un cable a lo largo de toda la longitud de la criatura) y ahora estamos volviendo a meter los globos oculares." ¿Le habían dicho a Peter que el modelo no estaba construido para que hiciera algunas de esas cosas?, pregunto. "¡No" -ríe Richard entre dientes-. Si no va a retrasar el rodaje no hay necesidad de preocupar a Peter diciéndole que hay un problema."


jueves, 2 de enero de 2014

La biblioteca: Recuento de libros leídos en 2013

Además de presentar la relación de libros que he leído durante el año 2013, los he clasificado para dar mi impresión general de los mismos. Para ello utilizo la siguiente notación:


Muy recomendable, imprescindible = *****
Excelente, recomendable = ****
Me ha gustado = ***
Me quedé como estaba = **
No me ha gustado nada = *

ENERO
1 ) La locura de Dios, de Juan Miguel Aguilera ***

FEBRERO
2 ) Las alegres aventuras de Robin Hood, de Howard Pyle ****
3 ) El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson ***

MARZO
4 ) Fin, de David Monteagudo ****
5) La prueba del laberinto, de Fernando Sánchez Dragó *
6) La mirada del otro, de Fernando G. Delgado *

ABRIL
7) Pura vida, de José María Mendiluce *
8) Pequeñas infamias, de Carmen Posadas *

JUNIO
9) Flores en el ático, de V. C. Andrews **

JULIO
10) Los chicos que coleccionaban tebeos, de Julián M. Clemente y Helio Mira ****
11) Donde se alzan los tronos, de Ángeles Caso ***
12) Inglaterra, una fábula, de Leopoldo Brizuela *

AGOSTO
13) 40.000 Km. a bordo del aeroplano Fantasma, de Jesús de Aragón ***

DICIEMBRE
14) El arte de La Comunidad del Anillo, de Gary Russell ***
15) El arte de Las Dos Torres, de Gary Russell ***
16) La dama del Nilo, de Pauline Gedge ****

lunes, 21 de octubre de 2013

Mis libros en chino

Hace unas semanas, recibí ejemplares de El talismán cósmico (宇宙护身符) y La guarida de los monstruos (怪物集中营) en chino. Creo que se van a usar como libros de texto, promovidos por Nanjing University Press. Espero que guste mucho y ¡que lo compren! Sería como si me tocara la lotería.  


Un detalle muy interesante es que los libros de la edición china traen un estupendo mapa de lectura y una curiosa lupa 3D que aún no sé cómo se usa.



jueves, 22 de agosto de 2013

Los mejores días de nuestra vida

Sin duda, estamos viviendo el mejor momento de nuestra vida, al menos el mejor que hemos vivido hasta ahora. Tenemos dos pequeños en casa muy sanotes y con muy buen fondo. Aparte de la salud, lo principal es que Irene y Ángel son buenas personas, que se preocupan por los demás.

Estamos procurando que se centren en lo importante y adquieran valores y principios para aprender a vivir en sociedad. Todo ello a pesar de lo que cuesta vencer los numerosos caprichos que tienen y las tentaciones a las que les somete el mundo actual, lleno de distracciones para ellos. A menudo significa reñirles y ser duros, pero es la única manera de establecer límites morales para un niño, un ser humano que está en continua evolución dentro de un mundo tan grande e inabarcable.


Por otro lado, tenemos la suerte de disfrutar de ellos junto con nuestros padres, los abuelos, y nuestros hermanos, los titos. Nos gustaría que también estuvieran presentes todos sus bisabuelos, pero, aunque ya no nos acompañan en esta vida, de alguna manera ancestral están con nosotros. Por ejemplo, a menudo  recordamos a nuestros abuelos por algún gesto, alguna actitud o alguna expresión que percibimos en nuestros hijos, que han heredado un poco de todos sus ascendientes.

Irene y Ángel están llenos de energía y todo les emociona. Con todo lo que experimentan se lo pasan bien. Naturalmente, esto es lo que más feliz nos hace a nosotros: verlos contentos. Ni la una ni el otro paran quietos. Precisamente, esa es la parte difícil para nosotros, los padres: nos agotan y nos absorben. Apenas tenemos un minuto para nosotros mismos, individualmente, cuanto más como pareja. Por fortuna, tenemos a los abuelos, que también los quieren con locura, y que los pueden cuidar un rato, ocasionalmente, mientras nosotros hacemos alguna gestión o comemos y charlamos un poco. Pero la verdad es que nos gusta mucho hacerlo todo con ellos, todos juntos. Sin ir más lejos, las comidas en familia, sentados a la misma mesa, son mucho más divertidas y les sirve de aliciente para probar alimentos nuevos o integrarse completamente e intervenir en las discusiones.

Irene y Ángel camioneros
Acabamos de volver de vacaciones. Hemos estado tres semanas en Torremolinos, pero no nos ha sobrado un solo segundo y aún hay actividades que no nos ha dado tiempo a hacer. ¡Qué cansado estoy! Casi podría decir que he regresado más cansado que cuando me fui. Porque, aparte de la playa, las excursiones y las visitas turísticas, hay que jugar con los niños y lidiar con ellos cada minuto. El tiempo se nos escapa con mucha más rapidez. Pero hemos vivido momentos que han hecho inolvidable este verano. Qué bien lo hemos pasado y qué felices han sido Irene y Ángel, jugando con las olas y la arena en la playa, en los parques de atracciones, en compañía de los abuelos y los primos.


Cada vez que me acuerdo de los agujeros que cavábamos en la arena, para que el agua de las olas entrara en ellos y los convirtiera en pequeñas piscinas. Y cómo Ángel se metía en esas cavidades y ha aprendido también a salir trepando como un auténtico escalador. Y sus risas al descubrir algo nuevo o algo que le gustaba. Y su bracito señalando al cielo cada vez que veía despegar un avión del aeropuerto de Málaga (no nos perdíamos ni uno, gracias a él) o cuando aparecía la luna arriba. Y sus muecas cuando nos hacía gracia alguna travesura de la hermana, al disfrazarle o ponerle un pañuelo o una horquilla en el pelo. Y las infinitas veces que ha pronunciado la palabra "agua", cuando veía el mar, un río, una fuente, un charco, un vaso, un refresco, una botella, un grifo, o cuando, simplemente, le apetecía darse un baño. Y cómo conoce ya el nombre de su hermana (la llama "Itete", como la propia Irene se llamaba a sí misma con su edad) y alguna que otra palabra, además de mamá, papá, "tete" (chupete) y teta (cuando tiene hambre o quiere relajarse).

Papá, ¿qué importa el conejo si aquí abajo hay ¡agua!?
Pero, especialmente, cómo se mueve y cómo baila. Le gusta la música. En realidad, el ruido rítmico en general, pues es capaz de danzar mientras la colada gira en el tambor de la lavadora con ese zumbido cíclico tan característico. Sus oídos convierten todo en música y la disfruta. Flexiona las rodillas repetidamente, agachándose levemente y volviéndose a erguir, y agita ambas manos con brío, mientras se ríe. A veces, incluso canta. Su canción favorita es Locked out of Heaven, de Bruno Mars, que entona diciendo "Oh tete" en lugar de "Oh yeah yeah". Suelta carcajadas al oírla y cuando los demás exageramos los grititos y sonidos de fondo.

Los Vengadores en acción
Si los tengo cerca, me entran ganas de comérmelos. Me encanta besarles y abrazarlos. Cada vez que tengo a mi lado al pequeño Ángel, tengo que cogerlo. Y si me da la espalda, le mordisqueo la nuca para oír sus risas, provocadas por las cosquillas. Los dos tienen una mirada audaz e inteligente, buscando respuesta para todo. Si hay algo en lo que realmente son diferentes es la forma que tienen de pedir lo que necesitan. Irene ya se sabe expresar perfectamente y mantiene conversaciones bastante complicadas. En cambio, Ángel, como bebé que es, pide con voces todavía incomprensibles, gestos de las manos y alguna palabra suelta que ya empieza a manejar.


Lo tengo muy claro. Me falta tiempo para hacer lo que hacía antes de que nacieran. Pero no me importa. Ver crecer a mis hijos y ayudarles a madurar es una experiencia irrepetible y única, que se puede disfrutar como pocas cosas en este mundo. Me siento muy afortunado de poder estar con ellos, al lado de mi mujer, y transmitirles todo el cariño que puedo, de presenciar sus cambios y asistir a sus avances.

lunes, 19 de agosto de 2013

La cruda realidad del libro electrónico

La cruda realidad es que el libro electrónico no resiste tan bien como el libro de papel las experiencias a las que le somete el lector de verano. Muchas son las personas que disponen de más tiempo ocioso en esta época del año y aprovechan para leerse unos cuantos libros. Cada vez es más frecuente que, precisamente por estas circunstancias y para mayor comodidad, la gente tienda a utilizar dispositivos electrónicos para leer. De este modo no tienen que elegir qué libros meter en la maleta, no tienen que cargar con ellos y pueden tenderse en la toalla o en la hamaca como quieran, pues son bastante livianos.

Pero luego llega el momento de la verdad. La esperanza de vida de un libro en verano se reduce drásticamente, debido a los innumerables riesgos que surgen, derivados de ese afán de reposo y desidia a que nos conducen las vacaciones. Porque, si una ola arrasa nuestra toalla o tropezamos con el borde de la piscina y nos caemos, se nos moja el libro. Cuando es de papel, no pasa nada; lo dejas secar y quizá se estropee un poco, se le arruguen las hojas y nos dé un poco de rabia si le teníamos cariño. Pero a un libro electrónico no hay quien lo salve del chapuzón.

Bromas aparte, sea cual sea la estación del año, tal como se fabrican hoy en día los aparatos que compramos, resulta innegable que el usuario de estos dispositivos tienen un inconveniente principal: ¡son electrónicos! Lamentablemente, la calidad de algunos aparatos deja mucho que desear. Que un libro se moje o se manche, puede molestarte, pero lo que debe ser realmente fastidioso es que, mientras estás leyendo, de pronto no puedas pasar la página y resulte imposible continuar con la lectura porque el cacharro se ha bloqueado. Es como si al volver la página (de papel), la encontraras en blanco por un fallo de imprenta. ¿Hay algo más odioso que una máquina que no hace lo que tiene que hacer? Una lavadora que no lava, un lavavajillas que no friega, un microondas que no calienta, un libro electrónico que no se puede leer...

Hace unos días, estuve en una de mis librerías favoritas, Second Hand Book Shop, en Torremolinos, que, por cierto, recomiendo visitar. Tienen todo tipo de libros en varios idiomas, sobre todo en inglés y español, y rara es la ocasión en la que no termino llevándome alguno, pues se pueden conseguir títulos interesantes en muy buen estado y a un precio muy razonable, dos o tres veces por debajo de su valor original. 


Mientras hacía mi búsqueda por las estanterías, entró una señora que quería comprar varios libros porque le había fallado el libro electrónico que se había comprado tan solo hacía un año. Explicó que se atascaba mientras leía y era imposible avanzar. Así que no había podido terminar de leer dos libros que había empezado. Lo primero que pensamos tanto la librera como yo es que eso no te pasa con un libro de papel. 

Hablando después con la librera, me confesó que no era el primer caso. Ya habían acudido otras personas con problemas idénticos o similares: el libro no va ni para adelante ni para atrás, ni para arriba ni para abajo, ha recibido un golpe, me he sentado encima, se me ha caído a la piscina. Le expresé mi opinión: que los libros de papel tienen los días contados, aunque no creo que ocurra rápidamente. Y que los libros electrónicos deben tener otra misión y ser diseñados con un grado de interacción superior, adecuado a las aptitudes de los aparatos que los almacenan (es lo que está intentando ITE Editorial con sus nuevos proyectos). A ella le daba mucha pena, después de tantos años dedicados a la librería (la abrieron en 1971), que este negocio decayera frente a otros canales. Pero no podemos cerrar los ojos ante lo que el público está pidiendo. El tiempo lo dirá, pero bastará con que las editoriales encaucen este tipo de mercado y garanticen los beneficios, como hacen ahora con los libros tradicionales.

martes, 16 de julio de 2013

Para lo más importante de mi existencia


Érase una vez, una chica que estaba buscando la felicidad que tiempo atrás había tenido. Era muy joven, pero había tenido que enfrentarse a todo tipo de adversidades. A pesar de todo, aunque las fuerzas le flaqueaban, nada venció su carácter positivo y luchador.

En uno de los momentos más críticos de su vida, se dio una de esas casualidades que el mundo nos concede a veces. Conoció a alguien con quien fraguó una bonita amistad. Con él y con el cariño que le proporcionó recuperó energías y se redoblaron sus ánimos. Él, a cambio, vio su ternura convertida en amor, el mayor regalo que una persona puede recibir. 

La chica y el chico siguieron juntos, entrelazando sus destinos, y construyeron un camino para los dos. Levantaron su vida en común desde los cimientos. Primero, con un hogar en el que reencontrarse y compartir la intimidad que requería el compromiso mutuo que habían adquirido. Después, con la charla y la comprensión. Por último, con el deambular ocasional por el planeta, atesorando experiencias y conocimientos de otras tierras y otras culturas, que era con lo que más disfrutaban. Mientras tanto, su hogar se iba haciendo más grande, preparándose para aumentar la familia más pronto o más tarde.

Tampoco esto fue trivial. Las alegrías vienen precedidas de sufrimientos y las tristezas de diversión. Pero sus denodados esfuerzos obtuvieron fruto, en dos ocasiones nada menos, y la familia que habían formado no tardó en duplicarse. Una niña y un niño, rubios y risueños, les proporcionaron momentos tan inolvidables como los que ya habían experimentado antes solos. Y los vieron crecer, hacerse personas y madurar. Y siempre permanecieron unidos.
Pase lo que pase, la chica de este cuento siempre sonríe, siempre parece feliz. Sin embargo, a pesar de lo fácil que pueda parecer su vida para quien la mira desde fuera, ha afrontado continuamente contratiempos y dificultades. Nadie le ha regalado nada, ni siquiera amor, porque, inevitablemente, el amor se recibe y el amor se da.

No obstante, esto es la felicidad. En esto consiste ser feliz. Y, en eso, la chica de este relato es una experta. Ella sabe ser feliz por encima de todo.

¡Muchas felicidades, hoy y todos los días!