martes, 26 de enero de 2016

I wish you a wonderful life, Colin

Hace unos días, perdimos a David Bowie, el dandy más estrafalario e interesante de la música británica, cuyo talento me ha acompañado desde la adolescencia, y también al fabuloso actor Alan Rickman. Hoy, las lesiones de un accidente de tráfico se han llevado a Colin Vearncombe, más conocido por su alias artístico, Black. Su canción más célebre, Wonderful life, suena a menudo en distintas emisoras, cuando escuchas la radio. Eso le hará inolvidable.


Hace tiempo que no le sigo la pista. Todas las canciones de sus dos discos más famosos eran auténticas maravillas. Por aquellos años, me aprendía las letras, lo que me ayudaba a practicar el inglés. Luego publicó varios discos más, distanciados en el tiempo, pero nunca dejó de actuar en directo para sus seguidores. Ahora pienso que, de haber tenido la oportunidad, me habría gustado asistir a uno de sus conciertos. Gracias a las tecnologías, es fácil ver uno de ellos, subido a Youtube, y hacerse a la idea de que estás ahí, entre el público.


Me despido de Colin con unas líneas una de mis canciones favoritas, el tema que más me gusta entre todos los que compuso, I can laugh about it now (Comedy).
I can laugh about it now,but couldn't thenyou made me ache,so I went for a runin the driving rainthrough your neighbourhood streetsand then there you were,a shilouette in the wet night air.Me in my pumps inthe pouring rain ina kind of despairupon finding you there,couldn't whisper your name.So, I can laugh about it nowby your sideOh I can laugh about it nowby your sideOh, sha la la la,we're all in trouble,is there room in the skyfor all of us angels hereon earth?