martes, 28 de abril de 2009

Feria del Libro de Montequinto, en Dos Hermanas (Sevilla)

El pasado sábado 25 de abril acudí como autor invitado a la Feria del Libro y la Artesanía de Montequinto, Dos Hermanas (Sevilla), y participé, junto a otros escritores en una firma de ejemplares de nuestras obras publicadas. Tenía ante mí carteles de mis dos novelas y más allá las casetas de libros, a la derecha, y las de artesanía, a la izquierda, mientras se desarrollaba a mis espaldas un divertido cuentacuentos.


En esta edición, la afluencia de público ha sido superior a la de años anteriores, a pesar de que el tiempo no acompañaba siempre. No hay feria del libro sin lluvia. Por mi parte, ha significado el comienzo de temporada y espero asistir a más ferias del libro, pues también me han reclamado en Málaga, Sevilla y posiblemente Madrid. Desde aquí quiero dar las gracias a todos aquellos que cuentan conmigo y confían en mi labor literaria.

7 comentarios:

Carlos dijo...

Estuvimos en Montequinto por la manñana, pero mi niña estaba muy nerviosa y nos fuimos después de almorzar. Me hubiera gustado verte, pero así son los niños, ya lo sabrás tú también.
Saludos.

José Angel Muriel dijo...

Sí, me dijeron que os vieron esa mañana. Si todo sale bien, espero estar firmando en Sevilla en tres semanas.

Arwen Anne dijo...

me hubiera encantado ir, de verdad, pero bueno, ese día estaba en Cádiz, de todos modos creo que vas a Málaga y yo tengo pensamiento de ir, nos veremos seguro allí y me llevo uno de tus libros para que me los firmes te parece?

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Seguro que sale bien y allí estarás bolígrafo en mano.

José Angel Muriel dijo...

Muy bien, Arwen Anne.

Gracias, Paco. Ya sabes la satisfacción que representar dedicar personalmente los libros que has escrito a tus lectores.

Javier Márquez Sánchez dijo...

Enhorabuena por la cita del pasado sábado y por todas esas que tienes en previsión. Sin duda, no mereces menos, compañero. Un fuerte abrazo.

J.E. Alamo dijo...

¡Qué grande te estás haciendo, amigo! A ver si un día llegas hasta Valencia y echamos unas palabras... y unas cervecillas.