jueves, 30 de agosto de 2007

Una nueva vida en camino

Los días pasan y ya son más de 13 semanas las que tiene este pequeñín, que vive en el vientre de su madre esperando que llegue el momento de ver la luz del mundo exterior. Ya tiene sus bracitos, sus manitas, sus piernecitas, sus piececitos, un diminuto estomaguito, un palpitante corazón... Poco a poco va formándose y va ganando tamaño. Ahora mide poco más de siete centímetros y sus padres lo contemplamos emocionados, ilusionados.


De costado, llevándose la manita a la cara


Desde su cálido hogar, que le nutre y le permite desarrollarse sano y fuerte, nos observa desafiante, mostrando su semblante como si preguntara: "¿quién anda ahí?"


Aquí estoy yo

1 comentario:

Violeta dijo...

Jo, Jose Angel, que ilusión, la primera foto del nene. Que bien se le distingue!!! Seguro que ya la teneis babeadisima las fotos, jejejje. Un abrazo muy grande para los dos!!!