sábado, 14 de junio de 2008

ScifiWorld Magazine: Iconos de una generación IV


CONTINUAMOS REPASANDO ALGUNAS DE LAS SERIES QUE MARCARON UNA ÉPOCA Y QUE INTRODUCÍAN EN NUESTRAS CASAS, A TRAVÉS DEL TELEVISOR, LA FANTASÍA Y LA CIENCIA FICCIÓN.


Durante bastante tiempo, hubo cierta escasez de programas puramente fantásticos en la televisión. Al contrario, se enfocó el entretenimiento de forma didáctica y se emitieron series como Érase una vez el hombre o versiones de novelas clásicas como Los tres mosqueteros y La vuelta al mundo en ochenta días. Era una buena idea, aunque se empeñaban en ponerle cara de perro o león a los protagonistas para intentar acercarlos al público infantil. Al menos, teníamos el consuelo de que el hombre araña siempre estaba en los quioscos para desfogar nuestra ansiedad.


Continúa aquí.

2 comentarios:

Javier Márquez dijo...

Madre mía.... qué sonrisa tonta me logras arrancar con tus artículos 'Iconos de...' ¡Me encantaba 'Ulises XXXI'! Por supuesto, tenía la camiseta de rigor. Y no hablemos ya de 'Sherlock Holmes', una gozada para un futuro holmesiano, y que me animó efectivamente a zambullirme en el universo literario de Conan Doyle.

Grandes series, sí señor. Y como bien dices, tenían su punto didáctico. Está claro que una serie infantil debe entretener, ante todo, y que no es plan de que resulte un "rollo de colegio", pero de ahí al pequeñajo ese que estuvo de moda hace poco, el de "culito, culito" y "trompa, trompa"... hombre, va un universo de buen gusto, elegancia, talento y, sobre todo, apuesta de futuro de cara a los pequeños...

José Angel Muriel dijo...

Es cierto, Javi. Los dibujos japoneses son otra historia, pero muy divertidos. Creo que están pensados para otras edades, en que ya no buscamos tanto aprender como distraernos.