domingo, 8 de febrero de 2009

Primer cumpleaños de Irene

Como se suele decir, parece que fue ayer... cuando vi salir del quirófano a mi pequeñísima hija, nacida prematuramente. Parece que fue ayer cuando vi por primera vez su cuerpecito y le di el primer beso en la frente. Ya ha pasado un año, cumplido este viernes.

La anécdota principal es que ha pasado más tiempo en la ciudad que la ha adoptado, Valladolid, que en su Sevilla natal. Aparte de eso, ha sido un año lleno de satisfacciones, pero también de preocupaciones. Además de las que propiamente se producen por tener hijos, Irene, como ya sabéis, lo ha pasado mal debido a lo que se tardó en detectar su intolerancia a las proteínas de la leche vacuna, que la han mantenido con un crecimiento irregular durante unos cuantos meses.

Hoy, en cambio, se está recuperando, cada vez con mayor rapidez, y ha celebrado su cumpleaños con incomprensión y muchísima emoción. Ha terminado tan cansada por la grata tensión del momento que pasó todo el sábado y el domingo entre sueño y sueño. Irene es adorable y nos está haciendo vivir momentos entrañables e inolvidables, como sus primeros pasos. Aunque por el momento solo camina apoyándose en los muebles y sostenida por nuestra mano, ya se mantiene en equilibrio ella sola, sin sujetarse a ningún sitio. Pronto se soltará completamente. De hecho, ya se aventura a veces a salvar el vacío entre un obtáculo y otro y dar unos valientes pasos.

En cuanto al cumpleaños, su mamá se encargó de enseñarle con suficiente antelación la célebre canción con que se felicita a los afortunados que cumplen años, hasta el punto en que nada más oír la cantinela, Irene se sumaba al canto con su vocecilla. Le gusta la música y tiene bastante ritmo. Incluso se ha inventado una breve cancioncilla compuesta por tres tonos que repite cuando está jugando contenta.

Por otra parte, decoramos el salón para recibir el día de su cumpleaños con murales, globos y banderitas. Irene quedó tan impresionada que apenas sonreía, intentando asimilar todo lo que le rodeaba. Pero se lo pasó muy bien, porque, después de apagar la vela y comernos la tarta, no paramos de jugar con ella.

A veces es ella quien utiliza la creatividad e idea algún que otro juego. Ya no es solo Irene quien nos imita a nosotros, sino que nos incita a imitarla a ella y se ríe cuando lo hacemos. Como siempre, su risa es inagotable. Está llena de alegría y buen humor, incluso cuando intentas molestarla de broma. Naturalmente, tampoco deja de hablar (ya dice un montón de palabras reconocibles y otras muchas que no conseguimos descifrar aún).

Hoy, dos días después, celebramos el cumpleaños de su madre, que tanto ha hecho por ella y tanto la ha cuidado durante estos doce meses. Ahora a por otro año tan bueno o mejor, pese a la crisis.

11 comentarios:

Arwen Anne dijo...

que importa la crisis teniendo una niña tan hermosa como Irene con esa inocencia en su carita y esos ojos llenos de emoción y curiosidad... está preciosa, y muy grande, felicidades a ella y a su madre.

besos

Ternin dijo...

Felicidades Irene!!!!!!!!

Violeta dijo...

Felicidades Irene!! Pero que enorme está!!! Ainsss, mi niñaaaa, que rapido crece. Yo que la veo de meses en meses, se ve tan grande ya!!! Y dentro de nada hablando, o por lo que veo, cantando!!!
Un besazo enorme para los tres, para la mamá tambien, dale un abrazo enorme para ese cumpleaños!!
Besooooooossssss!!

J.E. Alamo dijo...

¡Feliz cumple, Princesa!

Javier Márquez Sánchez dijo...

¡Qué linda está esta niña! Espero -estoy seguro- que haya disfrutado de un feliz cumpleaños, y que este segundo año de vida que ahora comienza esté repleto de sorpresas y momentos inolvidables, tanto para Irene como para sus padres.

Por supuesto, felicidades también para la mamá.

Y al papá, para que no se enfade, le mando el más fuerte de los abrazos.

José Angel Muriel dijo...

Gracias a todos.

No me enfado, Javi. Soy un hombre feliz. :D

STB dijo...

Felicidades a la pequeña pucelana (de adopción). Qué alegría dan los pequeñuelos estos, ¿verdad?

María del Águila Boge dijo...

Irene preciosa. Feliz cumpl

El señor Ríder dijo...

Felicidades a tus dos chicas.

Anda que te quejarás tú de crisis.

Saludos, y ánimo

José Angel Muriel dijo...

Sí que dan alegrías, STB. Y la crisis para otros. :D

La Biblioteca dijo...

Con mucho retraso, pero felicidades a la nena. Dentro de poco la tenéis hablando por los codos y sin parar por toda la casa.
Besos,

Cris