lunes, 2 de febrero de 2009

Colaboraciones: Una historia descubierta, de Mª Carmen Ramírez Torres

Mª Carmen quiere ser escritora desde los ocho años. Empezó usando la literatura para refugiarse de los problemas que le rodeaban, pero, a medida que crecía, su afición era más fuerte y empezó a plantearse el escribir de otro modo. Hace poco terminó de escribir una novela que espera encontrar editor. El azar y los contactos entre amigos, a través de diversos blogs, la condujo hasta aquí. Es otra de esas personas con las que solo he hablado por medio de internet, pero llegará la ocasión en la que podamos conocernos en persona.

Mª Carmen participa en esta sección de Colaboraciones con un breve texto que nos sumerge en el universo infantil que muchos vivimos al escribir.

La niña se sentó delante del ordenador. No sabía qué historia iba a escribir, solo tenía en mente una cosa: dejar que sus dedos pulsaran las teclas y permitir a la historia salir sin poner barrera alguna. No pensó, no corrigió, no hizo nada más que dejarse llevar. Llevar por una historia que pudo ser real, que pudo existir en algún lugar del inmenso mundo que la rodeaba, que pudo haber sucedido en algún momento de la vida ya vivida del viejo mundo. Una historia perdida en la memoria, olvidada por todos, desconocida por muchos… una historia incierta, inventada, no vivida, no creída… una historia, que un hada le sopló mientras dormía.

Escribió sin poner límites, y la más hermosa historia salió en la pantalla de su ordenador. La más hermosa historia jamás inventada. La historia de una vida que en el olvido cayó por culpa del destino y del incomprendido amor que pudo ser y no fue. Una historia que se hizo real, mientras escribía sin poner control.


Mª Carmen Ramírez Torres

4 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

La inercia que nos empuja a escribir, a gritarle al mundo que estamos aquí y tenemos algo que contar. Ánimo, Mª Carmen, atiende a ese impulso. Te hará sufrir en muchas ocasiones pero no se me ocurre nada más hermoso.

Arwen Anne dijo...

lo primero es darte las gracias muriel, por ponerlo, de verdad que te agradezco que me permitieras dejar en esta página un trozito de mi. Muchas gracias

Y alamo, gracias también a tí por tu comentario y por tus ánimos

un beso a los dos

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Pues esto es un paso.
Ahora, Arwen, a por todos los siguientes.

José Angel Muriel dijo...

Es un placer, Mª Carmen. Para eso están los amigos.