lunes, 19 de marzo de 2007

Mis favoritos: La ciudad de los libros soñadores, de Walter Moers

Hay un lugar en el Universo donde se concentran todas las ideas artísticas, se ponen en contacto y engendran otras nuevas. La densidad creadora de ese lugar debe ser enorme… Un planeta invisible con mares y música, con ríos de inspiración pura y volcanes que escupen pensamientos, estremecido por relámpagos de ingenio. Es el Orm. Un campo de fuerzas que despide generosamente su energía. Pero no a todos. Sólo irradia a los elegidos.

Hace unos meses, regresaba de un viaje y esperaba que llegara la hora de coger el AVE rumbo a Sevilla cuando vi por primera vez, entre los libros que se vendían en el quiosco de prensa, la portada de esta novela. Uno tiende a desconfiar de los superventas que promocionan formando pilas y, particularmente, en puntos de venta tan fáciles para los ávidos de cualquier lectura. Así que me limité a hojear un ejemplar con curiosidad, vi las llamativas ilustraciones, leí la contraportada y algunas líneas del principio. Me pareció infantil y no me atreví a arriesgarme. Lo volví a dejar en su sitio.

Gracias a algunos amigos que fueron más valientes que yo, amigos de esos que sólo puedes encontrar en un foro de literatura (pues sólo en un sitio así existen "locos" temerarios que se lanzan a la lectura de todo título que encuentran mínimamente interesante), finalmente cayó en mis manos. ¡Afortunado momento! Tras conocerlo y recorrer sus páginas se ha convertido en otro de mis favoritos.

Indudablemente, es un libro que resulta sumamente tentador, pues se nos adelanta que habla de libros, muchos libros y más libros. Los libros son los protagonistas. Y el ambiente aparentemente infantil es sólo eso, una apariencia. El lenguaje empleado por Moers, al que no conocía, no es el más indicado para un niño (por la complejidad de algunos vocablos). Tampoco me parece apropiado para un crío el humor negro de algunos pasajes. Pero eso ocurre sólo a primera instancia... Luego, cuando te metes de lleno en la historia, te das cuenta de que es el relato idóneo para conseguir que se concilie el sueño felizmente. Y entonces soñamos con los escritores, los libros y los librillos.

No sorprende que el autor sea, además de guionista y novelista, dibujante de cómics. Así se explica la habilidad para acompañar la narración de ilustraciones, en el número justo y en las dimensiones y ubicaciones más impactantes. En este sentido es tan innovador como algunos clásicos "infantiles" pero con la gracia especial de que Moers cuenta con el talento múltiple de escribir y dibujar su propia historia.

Las más de cuatrocientas páginas, divididas en breves capítulos de trepidante acción y emocionantes vivencias, vuelan ante nuestros ojos y se leen con pasmosa rapidez. Acompañamos al personaje principal, un dragón, a través de un mundo que a todos nos gustaría conocer, aunque a veces produzca un poco de miedo. ¡Sentirnos rodeados de libros! Paredes, techos, suelos... Libros de todas las clases imaginables e inimaginables. ¿Cómo pudo concebir Moers tanto? Su creatividad es fascinante. Gran mérito del libro se debe precisamente a eso, a que es capaz de inventar un nuevo mundo y parece que ya no se puede inventar nada más en él.

Si queréis saber más, no os lo voy a contar yo. Vedlo aquí. Ah, y por cierto. Os puedo asegurar que el Orm existe.


Datos del libro:


Título: La ciudad de los libros soñadores
Autor: Walter Moers
EAN: 9788496231917
ISBN: 84-96231-91-7
Publicación: 2006 por Maeva
Nº páginas: 464

10 comentarios:

VINCERES (resg) dijo...

Antes no me gustaba leer, lo encontraba fome... quizás porke para mi infantilidad era fome o porke a nadie de los ke conocia le gustaba leer y me haría extraño si leía.

Como sea mi cumpleaños 16 fue hace poco y hace algún tiempo ke me encanta leer y deseo ser escritor cuando grande... el punto es que mi padre me regaló el dichoso libro y kería ver la crítica de alguna otra persona, ya que a primera vista me pasó lo msimo ke a usted lo encontré un libro gigante para niños y no me tincó. Ahora ke leí tu crítica espero ancioso el poder leerlo (después de otros 3 ke me kiero leer xD)

Bueno, creo ke no jusgaré nunca más un libro por su portada (ni dibujos).

José Angel Muriel dijo...

Amigo Vinceres. Creo que este libro te encantará. A mí me hizo volver a la infancia, pero eso no quiere decir que sea un libro para niños.

Veo que eres de Chile. Colaboro con un foro de literatura, http://www.abretelibro.com, en el que participa gente del continente americano. Para buscar recomendaciones sobre lecturas y conocer otros gustos literarios, pásaste por ahí.

Un saludo.

Elennim dijo...

Yo encontré este libro en la biblioteca pública hace tiempo, y me llamó la atención el dibujo de la sobrecubierta, una estantería repleta de libros. En ese momento lo dejé, pero cada vez que pasaba por allí, era como si me mirase preguntándome cuándo le iba a "dar un paseo"... hasta que me lo llevé :)

Es verdad que al hojearlo luego en casa me pareció que iba a ser para niños, pero pensé que ya que me lo había traído no perdía nada al leerlo (realmente, sólo recuerdo haber dejado a medio dos libros en mi vida, y era porque de verdad no me gustaban nada nada nada... aunque vea un libro algo aburrido me lo termino xD). Así que empecé a leer... y no pude dejarlo. Enganchada completamente. Robándole horas al sueño (y, para qué negarlo, también alguna al estudio ^^U).

Por otro lado, normalmente huyo de los libros con ilustraciones, pero en éste casi no me di cuenta de que las tenía... como si encajaran perfectamente en el texto.

Bueno, y en realidad tanto rollo para decir que el pensamiento de libro infantil desapareció en seguida, la historia me atrapó totalmente y... me da pena tener que devolverlo a la biblioteca :$ xD ¡Me ha encantado! :D
La próxima vez que alguien me quiera hacer un regalo y no sepa cuál, ya sé qué idea darle ^^


(Y me encantan los librillos! ¡Yo quiero vivir con ellos! :D)

Focaccia Clandestina dijo...

Yo descubrí este libro una mañana al sur de la Ciudad de México... tardé seis meses en volverlo a encontrar... y seis meses en leerlo... pero que no se malinterprete... tarde tanto porque en las librerías no aparecía la portada del libro del que me obsesioné... no sabía el nombre, el autor, solo tenía en la cabeza la descripción de la contraportada y la imagen del libro... luego, cuando de nuevo lo encontré en un rincón de la librería original, tarde seis meses en leerlo porque no quería que se acabara... me daba pena terminar su lectura... me ponía triste saber que no lo podría leer de nuevo con la misma sorpresa (al menos en unos meses)... y cuando se acabó... a la orilla del mar de Los Cabos, BC. no pude evitar llorar... es un gran libro... que a los que buscamos el ORM nos sirve de inspiración... Felicidades por la lectura de tan magistral libro...a

ali dijo...

Me han regalado este libro y la verdad lo he dejado aparcado en el cajón pensando que era infantil, solo he llegado a una página que habla de dragones ... pero visto lo que contáis cuando termine el libro que estoy leyendo ahora (
Mala hierba de Pío Baroja, estupendo libro por cierto) me lanzo a por la ciudad de los libros soñadores.

bryants dijo...

Yo me compre este libro hace 2 años, y he de reconocer que al principio tampoco me atraia mucho leerlo, pero al final lo hice.
Personalmente, opino 2 cosas:
1:Para mi, lo mejor es el final.
2:Os lo creais o no, Walter Moers ha publicado otro libro, el mestro de las brujas que esta casi a la altura de este.
P.D:Ademas, si quereis dar de leer a vuestros hermanos pequeños, os recomiendo las trece vidas y media del capitan osoazul, del mismo autor tambien.

Anónimo dijo...

En verdad,el maestro de las burujas tiene tambien un final sorprendente. Tambien me encanta. Este autor tiene otros libros en alemania, que en unos años saldran aqui. Os doy su titulo en alman y os invito a buscar imagenes, para aquellos que les gusta juzgar libros por la portada.
Rumo & Die Wunder im Dunkeln
Ensel und Krete
Wilde Reise durch die Nacht.

Lifen dijo...

Nada sabía yo de la existencia de este libro antes de que cayera en mis manos, por casualidad, en una librería durante el día del libro de este año, estaba ahí entre tantos otros y ya estaba pasando de largo, cuando algo hizo que volviera la cabeza, quizá leí "libros soñadores", no sé, pero lo cogí, leí que iba de libros, de libros soñadores, también de libros perdidos y lo compré. Y lo he leído lentamente porque lo leía mientras esperaba a que mi hija saliera del colegio (dado que tengo que esperarla casi todos los días una media hora, siempre me reservo un libro para ese momento). Así que, a diferencia de otros que devoro rápidamente, este ha sido de digestión lenta y no por aburrido, en absoluto, sino porque yo así lo he querido.
Me confieso absolutamente enamorada de los librillos (yo también quiero vivir con ellos) y, como no, de Hildgunst von Mythenmetz (que vaya nombrecito se nos gasta :D)
He llegado a este blog siguiendo a Hildgunst, porque es la segunda entrada que me devuelve san google, prometo seguir leyendo, aunque ya veo que esta entrada es de 2007 ¿cómo he estado tantos años sin descubrir los libros soñadores? Me pondré al día, lo prometo.
Ah, y me encanta saber que hay otros libros del autor, ahora mismo me lanzo a su búsqueda.

Anónimo dijo...

Hola. Quiero dar un mensaje a todos los que lean esta página y que, como yo, quieran que se publiquen los demás libros de Walter Moers en Español (que, como la ciudad de los libros soñadores, tienen que ser geniales). En el foro de la editorial Maeva (la que los publica) en el apartado de preguntas y sugerencias varias personas se estan uniendo a la peticion de que publiquen sus libros.inéditos en españa(solo teneis que crearos una cuenta en el foro, y te mandan un correo electrónico). Os animo a que os unais para que podamos disfrutar pronto de otro de sus sorprendentes libro. TODOS A UNIRSE A LA PETICION.

Mapau dijo...

Hola!! hace poco me encontré con esta joya perdida en la biblioteca...es verdad que parece infantil, yo estuve a punto de dejarlo..pero me arriesgé, me encanto la advertencia del principio, fue eso lo que me hizo decidirme...sin duda Walter Moers crea un mundo increible!! con todo el poder del absurdo...

:)

hice una ilustración de una de las partes...si la quieres ver:

http://mapau13.blogspot.com.es/2012/08/la-ciudad-de-los-libros-sonadores.html