viernes, 4 de abril de 2008

Semana llena de actividades

La semana pasada resultó muy intensa. Pasé la tarde del martes conversando de literatura con los chicos de Los Corrales y Martín de la Jara y, esa misma noche, asistí a la presentación del libro La Transición. Síntesis y claves, celebrada en el club Antares de Sevilla. Durante el acto, su autor, Salvador Sánchez-Terán, que fue ministro en la difícil época de la Transición, desarrolló un discurso muy interesante que se convirtió, al menos para mí, en una clase magistral de historia. Gracias a sus explicaciones, se aclararon muchos puntos oscuros de esa etapa tan importante de nuestro pasado reciente.

Dos días después, asistí al encuentro que cada jueves tienen los socios de Noches del Baratillo en su sede de la calle Macasta. Quería pasar a saludarles, participar en la ronda de poetas como otras veces y, por otro lado, me apetecía escuchar la charla de D. Nicolás Salas, periodista y escritor, conocedor de la historia de Sevilla. Tuve la suerte de que su exposición, acompañada de fotografías, se centró en el primer tercio del siglo XX de la ciudad. Tal como le indiqué después, era información muy valiosa para mí, pues tengo entre manos un proyecto sobre Sevilla en esos tiempos.

Recitando en la ronda de poetas

Además del placer de poder dialogar con D. Nicolás, baratillero de cuando la asociación se reunía en la Chatarrería, su primera sede, y conocerle un poco más (llevo tiempo siguiendo sus artículos históricos en el Diario de Sevilla), demostró repetidamente su generosidad y terminó invitándome a ponerme en contacto con él si necesitaba hacer uso de la documentación que conserva, que debe ser amplisíma pues guarda medio millón de fotos y unos 20.000 libros en su casa.

La moraleja de esto es que, una vez más, la literatura ha hecho amigos. Seguramente no sea por casualidad.

Con José Luis González Cáceres, presidente de Noches del Baratillo, Diego Díaz y Nicolás Salas

3 comentarios:

Cris dijo...

20mil libros, guau! Bueno, a este paso, yo también llegaré pronto a esa cifra: no paran de llegarme libros de editoriales para que los critique!!!
Me alegro de que tu semana estuviera llena de buenas situaciones y hayas hecho nuevas amistades. No puedo decir yo lo mismo de los tiempos que corren por aqui...Lo único bueno, la comunión de mi sobrino, ayer. Espero que la mala racha acabe, sobre todo para mis familiares.
Por cierto, ¿cómo va la nena?
Besos,
Cris

José Angel Muriel dijo...

Tengo ganas de ver esa biblioteca. Le tomaré la palabra a D. Nicolás para ver si visito su casa. :D

Tampoco nosotros hemos tenido una buena semana en lo que respecta a la familia. Si ves el artículo sobre El nido, la abuela materna de mi mujer falleció hace una semana. Pero nos queda su memoria y el conocimiento que nos transmitió con sus recitales.

La nena sigue muy bien. Ha ganado más de 100 gramos en tres días. No la estamos pesando constantemente, pero las visitas médicas coincidieron muy cerca una de la otra. Precisamente, a la pobrecita le ponen hoy sus primeras vacunas, así que me temo que será un día malo para ella.

Cris dijo...

Espero que haya habido suerte con lo de tu nena, a ver si pronto se pone supergrande!

Pues no he leído lo de la abuela de tu mujer porque últimamente no he tenido mucho tiempo de entrar por aqui, y cuando puedo, no miro todos los mensajes (tengo pendiente leerme un cuento tuyo, y no he podido),sino que voy directamente al que me llame mucho la atención por el título y tal...

Y no he tenido tiempo porque la mía, mi abuela, murió hace un par de semanas y después de eso, he estado, y estoy, de hospitales con mi sobrino (de hecho, tengo una hora de respiro ahora antes de salir volando a verle).

Asi que dile a tu mujer que lo siento mucho,mucho, mucho por lo de su abuela.

Besos a todos.