martes, 9 de agosto de 2011

Reflexiones de un ser mundano: ¿Esto puede empeorar? Mi teoría económica I

Como siempre he dicho, vivimos sin tener la suficiente información sobre el mundo en el que vivimos. Ya no solo recibimos, a través de todos los medios, las mismas noticias, filtradas por las mismas agencias de información, sino que, además, estas se limitan a informar solo acerca de la parte del planeta que, supuestamente, debería interesar al bloque occidental en el que vivimos. ¿Qué pasa a diario, ya sea bueno o malo, en Singapur, en Nepal, en Canadá o en Letonia, por ejemplo?

Aparte de esto, para enterarse de una mínima fracción del funcionamiento real del mundo en el que vivimos hay que realizar una labor de investigación ardua y compleja. Leyendo o escuchando distintas fuentes fiables, a lo largo de los últimos meses, al final he deducido lo siguiente:

- China consume cada vez más recursos y por eso suben los precios de determinados artículos, como el petróleo.

- Al mismo tiempo, China tiene las mayores reservas de tierras raras, esos elementos químicos que siempre quedaban semiolvidados en la tabla periódica cuando la estudiábamos en el institudo, pero sin los cuales seríamos incapaces de vivir actualmente. Sin ellas, tu precioso móvil de última generación no sería tan sofisticado o no tendría una pantalla táctil.

- Muchos de los países que antaño se calificaban como subdesarrollados ahora están en vías de desarrollo y, como consecuencia, también consumen más recursos, al tiempo que, como productores y exportadores a precios más baratos, se convierten en competidores de los países que mantenían el monopolio de determinados productos.

- Cada vez hay menos petróleo y menos gas natural, pero aún hay reservas para bastante tiempo y se está utilizando tecnología que permite explotar yacimientos cuya ubicación o cuya pobreza lo hacían imposible hace unos años. De hecho, al abundar tanto estos yacimientos naturales, los científicos ya dudan de la explicación que siempre se ha dado sobre el origen del petroleo. Hay mucho interés en que sigamos anclados en el consumo de estos recursos y no se trabaje concienzudamente en fuentes alternativas de energía.

Primera conclusión: Mientras intentamos recuperarnos del varapalo de la crisis actual, el desequilibrio económico aumenta, a medida que se deshace, muy lentamente, el desequilibrio de la riqueza mal repartida, y, por otra parte, China gana posiciones a toda velocidad. En una o dos décadas, sino antes, dominará los mercados y será algo más que la primera potencia mundial.

2 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Buenos apuntes.

José Angel Muriel dijo...

Gracias, Paco. No me gusta hablar por hablar. Llevo mucho tiempo dando vueltas a cuestiones sobre las que nos cuentan poco. Nos toman por tontos y todo lo que nos venden tiene fecha de caducidad.