miércoles, 17 de enero de 2007

Colaboraciones: Palabras, de Julia Duce


De repente, como un río,
me brotan palabras escondidas.
Fluyen lentas y distantes,
con gotas de tristeza.
y ahí están
calmando mi furia
restañando heridas.
El dolor aparece lentamente
renovando inquietudes,
agotando vida.
y la palabra sustituye
a la razón,
cambiando el curso de la risa,
acotando caminos y derivas.
Por el alma rota
vuela suave tu recuerdo
mientras mi lastre me deja
en una playa solitaria.

Fuente: ¡¡Ábrete, libro!!