sábado, 16 de febrero de 2008

Diez días con Irene

La pequeña Irene ya lleva diez días con nosotros. Han sido diez días duros (bendito permiso por paternidad), pero enriquecedores y reconfortantes. Ojalá pudiera estar todos los días con mi mujer y con ella como ahora (habrá que seguir intentándolo con la Primitiva). Come abundantemente, así que pronto empezará a crecer y a cambiar. En unos años leerá algunos de los libros que se encuentran a nuestras espaldas.

5 comentarios:

Violeta dijo...

Me voy a repetir como el ajo... pero es que.. es tan pequeñita, tan linda!! Ainssss!!!
Va a salir a los papás.. guapa más que guapa!!! Porque tiene una madre guapisima, y un padre al que le echan piropos en todas las ferias de libros ;)
Se te ve tan feliz... Esa babaaaaaa!!!!
Ves Mª Carmen? (si me lees), al final lo que hablamos.. el papá babeando!!!!! Jeje...
Disfrutad mucho de ella, y no dejeis de hacer fotos y compartirlas con nosotros.
Besazos!!!

Cris dijo...

Es tan pequeña, pero se la ve tan tan despierta...Creo que en la foto está pensando "Papá, son muchos libros, que agobio!!!".Je,je,je!!!

José Angel Muriel dijo...

Je, je, pobrecita. Por lo menos en esa foto no se ve cómo se me cae la baba. :D

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola.

Aunque con un poquito de retraso, mis felicitaciones. Y aprovéchala, que el tiempo pasa corriendo. (lo sé por experiencia)

José Angel Muriel dijo...

Gracias, Javier. Aprovecharé cada segundo que pueda pasar con ella.